No estas solo, estas contigo

Hola! Que bueno que estas leyéndome, te propongo comenzar la lectura estando conscientes y presentes.

Muchas veces he escuchado y también he dicho que me siento sola, que estoy sola. Amigos, conocidos y gente en general  se declara en soledad o sentirse solos, como  si fuera una de las grandes pandemias del “alma”.

Pero qué pasa si reconvertimos, si le damos la vuelta a este sentimiento y lo resignificamos desde la importancia de estar contigo, de invertir tiempo en ti, disfrutando  de conocerte, aprendiendo de tu compañía. 

Aprender a estar con nosotros mismos puede traernos minutos de paz y armonía.

Trataré de que conectes contigo por medio de algunas preguntas:

la pasas bien contigo?, disfrutas de tu compañía, te incomoda el hecho de estar solo en tu pieza o casa?, estas siempre buscando esa compañía o algún medio para evadir la soledad?, te sientes incomodo en un minuto de silencio o de quietud?. Si te identificas con la incomodidad de estar en soledad, no te sientas mal, a todos nos pasa, porque vivimos en una cultura llena de distracciones que, constantemente, nos saca de nosotros mismos y darte cuenta de esto es el primer paso para traerte de vuelta a ti.

Estar a solas ha tenido una connotación negativa y poco glamorosa…poco sexy! por decir lo menos. Debemos identificar entonces si la incomodidad viene desde dentro o si surge desde el juicio o las ideas, todos constructos externos de lo que significa estar solos. Si no logras detectarlo inmediatamente, no pasa nada, esta todo bien!, pero quédate atenta , atento, para que desde ahí podamos re definir este estado interno.

 

Que lindo sería identificar este tiempo como una oportunidad, una oportunidad para conectarte, acompañarte, escucharte, conectar contigo y tus necesidades y si deseas poder disfrutarlo.

 

Veamos!, cuando conocemos a una persona por primera vez nos falta tiempo para tratar de conocerlo, conocerla; saber de sus gustos y preferencias,  con qué disfruta y hasta cual es su comida preferida, sus límites. Lo mismo pasa cuando conversamos con una amiga o amigo; hablamos de intereses, de cómo nos sentimos, qué queremos o esperamos hacer, verdad?…. ahora, por qué no podemos tener esta conversación con nosotros mismos?, para que nos vayamos conociendo y profundicemos en lo que queremos; cuáles son nuestros intereses, qué te gusta hacer?, qué esta bien para ti?, qué necesitas darte a ti mismo, a ti misma en este minuto que no dependa de nadie mas?…. tiempo?, reconocimiento al camino que has hecho?, un abrazo?, una palmadita en la espalda?. 

Te propongo que anotes un par de cosas en tu libreta o comiences un  to do list de “nanais” para ti, cosas que te den felicidad y aporten algo positivo a tu vida.

Regálate un tiempo para elegir al menos una y hacerla!, con nadie mas que contigo, como una cita! y cuando te sientas disfrutándolo percibirás la sensación de tu propia compañía,  que va de la mano de paz y tranquilidad. Cosas tan simples como tomar un te rico que te guste, escuchar tu canción favorita, cantarla, bailarla y cerrar tus ojos sintiendo el latido de tu corazón, mirar al cielo, decirte algo lindo, escribir frases bonitas para ti en tu espejo!…  las posibilidades son tan infinitas como tu mismo. Elige una de estas o inventa una personal, pero hazlo!.

 

Un momento de soledad con nosotros mismos nos invita a conocernos, escucharnos y aceptarnos, reafirmando y disfrutando lo que somos hoy y en lo que nos estamos construyendo. Lo mas importante de todo es que este tipo de acciones nos permite  ELEGIRNOS, porque se nos olvida que debemos cuidar de nuestro interior tanto o mas que nuestro exterior y cómo podremos cuidar de algo que no conocemos y cómo amamos algo que es ajeno?, el amor y el cuidado existen cuando conocemos eso que amamos y cuidamos y “eso” queridos amigos y amigas somos nosotros mismos, con lo que conectaremos sólo desde estos espacios de tranquilidad.

 

Si inviertes tiempo en ti y te pones atención podrás sumar y enriquecer el vinculo contigo y si así lo decides y estas dispuesto y disponible, entonces podrás compartirlo con un otro o con el exterior. 

Por el contrario si nos evadimos, no podremos conectar con nuestro interior, con lo que queremos y con nuestra infinita capacidad de creación, (de la que ya hablamos), para que en nuestra vida por fin se manifieste lo que tanto deseamos y dejemos atrás elecciones erróneas o que nos restan en nuestro camino. Eso  que deseamos queridos amigos no esta afuera, siempre existe y ha existido en nuestro interior y si nos evadimos estamos un paso mas lejos de poder concretar nuestro deseo.

Otra consecuencia positiva de lograr conectar con nosotros mismos, disfrutando de estos minutos de soledad, es que serás capaz de elegir mejor con quien pasar tu valioso tiempo y así crecer en estas compañías a diferencia de elegir desde un triste vacío rodeándote de personas simplemente por el hecho de no sentirte solo o sola. Que situación prefieres???. Comencemos entonces por nuestra propia relación para que desde ahí podamos atraer a nosotros un circulo virtuoso que nos cubra con aquello que nosotros mismos somos capaces de brindarnos y brindar a nuestro alrededor.

Anímate a tener esta cita contigo con la actividad que elijas y confía que te sorprenderás con un minuto exquisito y placentero, lleno de amor por ti apostando a mejorarte un paso a la vez, un día a la vez.

Recuerda que acá estaré, para leerte e intercambiar tus experiencias en este camino de despertar a la vida, nuestra hermosa vida. Nos leemos!

Etiquetas:

No Comments

Leave a Reply