Andrea Dellacasa, vuelve para formar parte de proyecto colaborativo de bienestar y salud dirigido al mundo laboral

La salud mental es un gran tema que está al debe en el país, altos niveles de estrés y depresión mantienen a Chile liderando los rankings de licencias médicas y ausencia laboral en Latinoamérica. Crisis que se vio acrecentada desde el estallido social y que se agudizó durante pandemia con los confinamientos y medidas restrictivas de libre desplazamiento. 

Andrea Dellacasa, Contactóloga de profesión, por su trabajo ha conocido la realidad social en distintos países, donde la constante es el gran requerimiento de las empresas por hacerse cargo de la salud mental de sus colaboradores. “Ya son cerca de 5 años que me alejé de las cámaras, y en búsqueda constante de renovación, sentí el llamado de volver a la salud y ayudar en mejorar la calidad de vida de las personas”.

Es importante que las personas sepan reconocer sus problemas y que estos también afectan a otros en su diario vivir, en su casa a las familias, en su trabajo a los compañeros y en su propio desempeño, pero todo tiene solución. 

“Con el trajín de la vida, la gente se olvida de la felicidad, del bienestar, de las pequeñas cosas, una especie de gasolina del día.  En SALUS, queremos ayudarlos a recuperarla, con una nueva forma de vivir a través de la felicidad, facilitando las herramientas para acercarse al minuto de conciencia y presencia”.    

 

¿Qué es SALUS?

En un país como Chile, con un índice de salud mental precario, donde el 80% de las personas con un sistema de salud (Isapre o Fonasa), han sido diagnosticados con diversas enfermedades mentales (depresión, estrés, etc.) tratadas con prescripción de medicamentos ansiolíticos y afines, SALUS es un camino para auto gestionar el bienestar y un camino al equilibrio no solo mental, sino físico y espiritual creando hábitos para ayudar a vivir mejor.

No Comments

Leave a Reply